Jueves, Abril 17, 2014
   
Text Size
JA slide show

BIENVENIDOS A POSCONFLICTO


Escuela de Construcción de Pensamiento

Reflexión: Proceso Electoral


¡Sociedad en Crisis!

 

Por lo general la realidad de nuestra sociedad cualquiera que sea, es ¡una sociedad en crisis!; crisis de principios y crisis de valores para empezar, de lo individual a lo colectivo -Sociedad-, solo vasta ver los conflictos en sus diferentes contextos a lo largo y ancho del mundo, empero no se diga de la familia, en la lucha fraticida en que se encuentra ante un “Sociedad de Consumo”, en donde entre otras, pensamos que el “dios dinero” resulte todos nuestros problemas, y, si bien es cierto nos ayuda a resolverlos, no resuelve los principales, básicos y primarios; como lo es la vida, la verdadera existencia y nuestra fugas estancia en lo terrenal; de ello mi gran reflexión: “tengo amigos tan pobres, pero tan pobres que lo único que tienen es dinero” y deambulan de un lugar a otro tratando de tener amigos ó mejor aún, impactando para tener amigos, los amigos que solo da el dinero, es decir, intereses creados.


No debemos olvidar que somos un “Ser Integral” conformado por espíritu, alma y cuerpo; es decir somos más que materia, la realidad del problema es filosófico, de nuestro pensamiento, y para ello debemos entender tres cosmovisiones: la humanista, la teológica y el animismo, el saber donde estamos es de cada quien y lo podrá definir según los principios que le rijan y así mismo su actuar, por ello mismo cada quien recoge de acuerdo a lo que siembra. Como tal no somos seres aislados, vivimos en comunidad y así conformamos nuestra sociedad; para el caso las sociedades democráticas, establecidas sobre una constitución basada en sus tres ejes a saber en orden: familia, iglesia y estado; la acción y articulación entre estas, están basadas en el respeto, la confianza y la credibilidad, que nos dan como fundamento irrestricto el Don de Autoridad y de ello la Unidad.


La pregunta es, que haz hecho por los demás? por tu familia? aparte de creer en hacer dinero que resuelva lo material, cuando en realidad la esencia es el amor incondicional, el amor que todo lo puede, “¡será que ellos te aman ó aman tu dinero!”. La unidad de la familia se ha quebrantado en su mayoría, el despreciar y atacar la unidad familiar tradicional no es algo nuevo. Lo nuevo es la amplitud y profundidad del ataque, especialmente en países desarrollados o en vía de desarrollo; “La familia no es actualmente una unidad social que valoremos o apoyemos”. La fibra social que está siendo desplazada es en gran parte resultado del deterioro de la vida familiar y las consecuencias que producen una declinación en el cuidado de nuestros niños.


Desde la antigüedad la familia sirvió como bloque fundamental para construir sociedades libres. Igualmente, encontramos un fuerte énfasis en la importancia de la paternidad en la historia. Una de las pocas excepciones a esta regla histórica ha sido la era contemporánea. El desprecio a la familia va de la mano con el desprecio por la religión (dogma de fe) y la moralidad. La ruptura de la fe es también la ruptura de la familia.


En nuestra sociedad actual, la familia, que es una institución críticamente importante para formar las mentes, valores y comportamiento de nuestros niños, ha llegado a ser en muchos casos una simple extensión del estado. ¡Debemos restaurar la Familia, la Sociedad! en amor y con amor, respaldado en el don de la autoridad.


Cada pueblo es digno de sus gobernantes y usted decide!


Hamilton Castro

Director

 

 

DEJANOS TU COMENTARIO

 

 

Encuestas

Cual cree que es la naturaleza del conflicto colombiano?